Recorrido por la historia de la pintura mogola
fondo

Recorrido por la historia de la pintura mogola: la fusión de tradiciones y el gusto imperial

  • Da clic a las imágenes para verlas completas

Demonios

Demonios en un paisaje agreste. India, ca. 1600. Acuarela opaca y oro sobre papel. 21.4 x 12.5 cm. © The San Diego Museum of Art
 

La parte central de Visiones de la India es esta selección de la suntuosa pintura realizada en la corte del imperio mogol desde mediados del siglo XVI hasta mediados del XIX. Conocida en todo el mundo, se caracteriza por su brillante colorido, su increíble detallismo y por la riqueza gráfica con que se representan las narraciones que cautivaron a los poderosos emperadores mogoles de India y sus círculos cortesanos.

La afición del emperador Akbar (1556-1605) a las historias llenas de acción y generosamente ilustradas fue el punto de partida del desarrollo de la pintura mogola. Akbar creó un taller imperial, que estaba dirigido por siete maestros iraníes y en el que trabajaban más de un centenar de artistas locales.

Mediante la fusión de los estilos de la corte persa con las tradiciones autóctonas, y la influencia de los cuadros y grabados que llegaban de Europa, ese taller dio origen a un nuevo y singular tipo de pintura, de una vitalidad sin precedentes y adaptado a los gustos de sus mecenas.

 

     
     

Ascención
La ascensión de Jesús representado como un sacerdote. India, ca. 1602-1605.
Acuarela opaca sobre papel.
16.5 x 8 cm. © The San Diego Museum of Art

 

 

a) Diseños entrelazados: Pinturas indias y grabados europeos

A la corte de los emperadores mogoles, especialmente Akbar (1556 - 1605), Jahangir (1605 - 1628) y Muhammad Shah (1719 - 1748), llegaron grabados europeos, traídos por misioneros jesuitas, que incitaron a los pintores indios a crear pinturas con temas cristianos.
Lejos de servir como las herramientas de conversión al cristianismo que esperaban los misioneros, los pintores mogoles plasmaron pasajes de la literatura musulmana sobre la vida de Jesús a quien llegaron a personificar como sacerdote jesuita, o pasajes de la vida de la Virgen María y los profetas del Antiguo Testamento.
En otros casos, los artistas indios crearon pinturas occidentalizadas a solicitud de sus mecenas mogoles, para quienes los estilos, personajes y objetos europeos resultaban exóticos y despertaban su curiosidad.
 

 

   
     

Bahadur Shah II
Bahadur Shah II en Darbar. India, ca. 1837.
Acuarela opaca y oro sobre papel. 20.1 x 14 cm.
© The San Diego Museum of Art

 
 

b) Pintura imperial genealógica

En 1739 el caudillo turco-iraní Nadir Shah saqueó la corte del emperador mogol Muhammad Shah. El tesoro imperial fue robado y la biblioteca y las pinturas destruidas o dispersadas.
Para Muhammad Shah, lo mismo que para los suscesivos emperadores mogoles, resultó imposible rehacer el taller de pintura, al menos con el esplendor del pasado.
Desde ese momento, la pintura mogola adoptó un giro definitivamente nostálgico. Los mogoles ya no encargaban historias estremecedoras o compendios científicos, sino genealogías donde se exaltaba el poder, la riqueza y la sofisticada cultura de sus antepasados, en un intento por recuperar, al menos de modo simbólico, el pasado glorioso.
A lo largo de 200 años la influencia de la Compañía Británica de las Indias Orientales creció de un modo paulatino hasta socavar por completo el poder imperial.
El régimen colonial británico se instauró oficialmente en 1858.

 

Última actualización en Viernes, 14 Junio 2013 22:23

Audios

In order to view this object you need Flash Player 9+ support!

Get Adobe Flash player

Powered by RS Web Solutions

In order to view this object you need Flash Player 9+ support!

Get Adobe Flash player

Powered by RS Web Solutions

In order to view this object you need Flash Player 9+ support!

Get Adobe Flash player

Powered by RS Web Solutions

In order to view this object you need Flash Player 9+ support!

Get Adobe Flash player

Powered by RS Web Solutions

Aplicación

Descarga la aplicación para Android

Mapa interactivo